La puerta de entrada

VICENÇ I ELENA FÈRULACuando en ciencias de la salud hablamos de «la puerta de entrada» siempre nos acordamos de la teoría de Melzack. Pero este símil es un símil de mucha utilidad. En este post le vamos a cambiar el significado.

Hay muchas patologías en que el abordaje de rehabilitación está vetado y a menudo en entredicho. El motivo principal por lo que esto sucede no es porque no exista el tratamiento adecuado para ello, sino que en la mayoría de los casos el orden de los factores sí altera el producto.

¿Cuál es la estrategia ideal para conquistar un castillo? ¿El ataque frontal? ¿El asedio, desmotivar al adversario? ¿Crear el caos? Encontraríamos centenares. Pero ¿a qué precio? ¿Con qué desgaste? Y para conseguir que….

Tratar a un paciente es similar a conquistar un castillo; requiere conocer al enemigo (la patología), saber cómo actúa y por qué, conocer sus puntos débiles y sus puntos fuertes. De la misma manera, para conseguir que nuestra estrategia sea un éxito no basta con entender al otro, si no que vale la pena conocerse a uno mismo y saber cuáles son las opciones que nosotros podemos proponer y cuáles son sus posibilidades de éxito.

El fisio que actúa siguiendo una pauta preestablecida por protocolo tiene tantas probabilidades de éxito como el que espera que le salve un milagro. En este caso, probablemente, estaríamos más cerca de una estafa que de un tratamiento.

El fisio que es muy bueno con una determinada técnica puede llegar a ser muy resolutivo, pero cuando esta técnica no es la indicada las opciones de éxito son muy bajas.

El fisio que conoce muchas técnicas probablemente tiene muchas más opciones de conseguir su objetivo, ya que dispone de una caja de herramientas más bien dotada. Por contra, si no elige la herramienta correcta puede generar resistencias con el paciente ya que éste ve al profesional titubear ante el abordaje terapéutico.

Así podríamos continuar hasta el fin de los tiempos… pero puede llegar a ser una pérdida de tiempo si no sabemos contra quien nos enfrentamos, las posibilidades de error son enormes y no por ir bien armados vamos a dar con la solución.

De otra manera, el fisio que antes de abordar el tratamiento es capaz de usar la exploración y la evaluación dispone de muchas más armas para conseguir un buen resultado.

La exploración será el procedimiento a través del cual los conocimientos de anatomía y función se funden para generar una comprensión del proceso biológico y fisiológico en activo. Esta exploración permite traducir todas y cada una de las limitaciones en nombre de estructura y apellido de alteración mecánica.

Le evaluación permite cuantificar las alteraciones detectadas, transforma la exploración en datos reproducibles y por tanto en valores comparables.

La época del «a mí me va bien» ha muerto

señores y señoras, la fisioterapia tiene que cambiar, ha llegado la hora de ganar prestigio y mostrar cómo podemos mejorar la salud de nuestros pacientes de un modo claro. Las técnicas son importantes, pero no son más que técnicas, ahora necesitamos algo más potente y tenemos una tarea ineludible:

Busquemos la puerta de entrada al tratamiento.

Nuestra exploración y la comprensión del problema nos permitirá entender qué le sucede a nuestro paciente (y no sólo el nombre de su patología) y, con ello, tenemos que ser capaces de buscar cómo conseguir modificar la alteración y reestablecer el equilibrio.

La mano del escalador, integrando la mano en la roca parte 1

mano escalador

 

 

 

 

 

Es hermoso ver a una persona subiendo una pared con la única ayuda de sus manos. Ver el cuerpo del escalador desplazándose en la roca con soltura y seguridad es lo que para mí se parece más al hecho de levitar.

Este deporte minoritario en clara expansión es una de las actividades dónde ves que el hombre es capaz de llevarle la contraria a la evolución. El escalador tiene una mano locomotriz dónde la función hace el órgano.

Durante este verano nos dedicaremos especialmente a hablar de la mano del escalador. A pesar de que nuestra epoca de trepadores ya no queda cerca, el contacto con centenares de ellos nos han permitido entender esta actividad a través de sus lesiones. Espero que los posts que vamos a dedicar a este tema os puedan ser útiles.

 

La patología funcional, esto te lo has hecho tú

Esta temporada me propongo acercar la terapia de mano a todos: pacientes, médicos, fisioterapeutas y resto de seres vivos bípedos con orejas para escuchar. Este primer post es para hablar de cosas obvias, pero que de tan obvias muy a menudo pasan desapercibidas.

Hoy hablaremos de patología funcional y para ello habrá que entender primero a qué nos referimos.

Cuántas veces habremos oído la frase:

«es que me han encontrado…»

 «me ha salido…»

acompañada de una palabreja tal como tendinitis, hernia, esguince, sobrecarga o contractura. Generalmente estos pacientes a la vez que te comentan esto en la primera visita también en algún momento de la conversación sale otra frase mítica. A ver si os suena:

» es que yo no puedo parar…»

Permitirme que una vez más (aunque las letras y yo nunca hemos sido amigos), me fije en cómo estructura el lenguaje el paciente al referirse a estos temas. En las dos primeras frases lo que más me sorprende es el hecho de que el sujeto es siempre un pronombre que nadie sabe quién es. Parecería como si esa persona hubiese sido atacada por un Alien endemoniado que le ha provocado esos estragos en su cuerpo. Efectivamente, si os fijáis en la estructuración de la frase, el paciente es un mero objeto de la acción que recae sobre él como de manera accidental o intencionada.

Cada vez que la oigo me viene a la mente cuando de pequeño afirmaba con total convencimiento el

«yo no he sido…»

mientras llevaba las manos manchadas de chocolate o lo que fuera… La respuesta era evidente…

 

«Has sido tú, no pasa nada, pero has sido tú»

has sido tu

No hay ningún tipo de duda pero, ¡atención! no es ninguna acusación ni se trata de encontrar culpables; la cuestión es que mientras no identifiquemos el causante del problema, no podremos abordar la solución.

La patología funcional es aquella que se genera por la conjunción de dos factores: la actividad que el individuo desarrolla y el estado de los tejidos.

                                                   tejido viejo

Todas las estructuras tienen una capacidad mecánica determinada por encima de la que ponemos a dicha estructura en riesgo y por debajo de la que la estructura puede atrofiarse. Esta resistencia estructural con el tiempo se va deteriorando de manera natural por el propio envejecimiento.

La actividad que el individuo realiza puede hallarse en un margen de seguridad que no pondrá en riesgo la estructura o fuera de él dónde existe la posibilidad de generar un desequilibrio que desencadenará la simtomatología .

Nuestros pacientes a menudo buscan el tratamiento que sea capaz de «curar sus problemas» sin que tengan que realizar ningún esfuerzo, la manera como abordan este tema a menudo es a través de la frase:

«Es que yo no puedo parar»

A esta escena debemos hacer entender al paciente que la situación es la que es y que su mejora depende principalmente de su actitud y no del tratamiento establecido. Un buen recurso sería que el Fisio respondiera con un:

» perdona (nombre del paciente), no estoy negociando contigo, simplemente te estoy explicando lo que está sucediendo en tu cuerpo».

Muchas de las lesiones de mano son o pueden ser de origen funcional: rizartrosis, síndrome del túnel del carpo, de quervain, dedo en gatillo, tendinopatías… Y en todas ellas la actitud del paciente es la clave para su resolución.

En la cultura de la fisioterapia actual existe en exceso la aplicación de técnicas pasivas en las que el paciente no es más que un mero receptor. Compañeros, esto no es así! Nosotros no somos la curación, sólo somos el catalizador para que la recuperación se dé. Ayudemos y eduquemos a los pacientes para que puedan recuperarse. Seamos más modestos, hay cosas que los profesionales de la salud no podemos cambiar, sólo lo puede hacer el paciente. Animemos a nuestros pacientes a que dejen de ser el objeto de la acción para que pasen a ser los protagonistas. Sólo un cambio de actitud y estrategia puede resolver su problema.

Fisioterapia y semántica. Del error linguístico al error de procedimiento

Os preguntaréis por qué alguien que estudió ciencias mixtas se interesa en un concepto relacionado con las letras puras. La razón es muy sencilla: todo lo que decimos lleva implícita una carga de significado que no depende únicamente de nuestro discurso, si no quieres llevar la carga del significado que durante la historia se le ha ido dando a ese concepto.

1.1

Una de las principales herramientas del fisioterapeuta es la comunicación con el paciente. Como todos sabemos, el paciente requiere entender lo que sucede y en muchos casos está a la caza de un diagnóstico que le permita poner nombre a su sufrimiento. Nuestras palabras serán su apoyo.

1.2

En referencia a esto viviremos diferentes escenarios.

Escenario 1.- Todos conocemos algún caso donde sucede lo siguiente: «ahora ya sé lo que me pasa, es que tengo …….(seguido por una palabra técnica)». El hecho de que el paciente use la palabra «tengo» significa automáticamente que eso es de su propiedad, que es intrínseco a él mismo Y por tanto no modificable. Una sugerencia diferente sería decir «me ha sucedido» o «me he hecho»o «ahora estoy así». De esta manera conseguiremos que el paciente entienda que él puede ser el responsable de lo que ha sucedido y que, por tanto, no depende de alguien de fuera. También podría entender que esto que está sucediendo es algo temporal y no permanente y, sobre todo, que tiene una capacidad de modificar lo que está sucediendo.

1

Escenario 2.- lo que tengo es una Capsulitis o lumbalgia… Éstos términos llevan implícitos una zona topográfica y algo que les está sucediendo. ITIS sería una inflamación, ALGIA seria dolor. En ninguno de los dos casos vamos a tener una información real diagnóstica si no que lo que está haciendo es darle nombre técnico a una situación existente, pero en ningún caso da un valor añadido a lo que se está diciendo. Es obvio que si el paciente tiene dolor y es en la zona lumbar le podemos llamar lumbalgia pero esto no nos va dar ninguna información a nivel terapéutico o de estructura lesionada ni de mecanismo lesional. En este caso el paciente debería de saber que por ejemplo se ha hecho una lesión del ligamento y por eso la cápsula está inflamada, O bien que como tiene una protrusión discal al hacer determinado gesto me ha desencadenado un episodio de dolor.

1.6

Escenario 3.- me han dicho que tengo un «sudeck» o una «distrofia». El uso de este tipo de terminología nos puede dar directamente a un error en el momento de realizar el procedimiento. Sudeck era un radiólogo y detectado una falta de fijación de calcio en los huesos en determinados tipo de paciente. Si le llamo Sudeck el tratamiento va tener que ser dar calcitonina para mejorar esta situación. Si le llamo distrofia voy a entender que hay una alteración del sistema trófico con lo cual el tratamiento que voy a requerir está especialmente dirigido al sistema nervioso vegetativo, pero sabemos que esto no va tener ninguna influencia ni en la rigidez que ya se ha establecido ni en el dolor, sobretodo si realizamos movilizaciones forzadas. POR ESTA RAZÓN SI A ESTOS PROBLEMAS ACTUALMENTE SE LE LLAMA SÍNDROME DE DOLOR REGIONAL COMPLEJO SIGNIFICA QUE LE HAN CAMBIADO EL NOMBRE POR ALGÚN MOTIVO. Por tanto si un paciente con una mano que tiene un aspecto horrendo no está sufriendo dolor, no tiene porque considerarse que tiene un síndrome de dolor regional complejo ni cómo se llamaba anteriormente una distrofia o otros nombres.

1.4

Escenario 4.- El penúltimo escenario es un gran clásico. Llámese «tendinitis». Desde hace tiempo que se sabe que los tendones no tienen especialmente capacidad para inflamarse. Si no en su mayoría lo que sufren es una degeneración tisular. Al menos le podemos llamar una inflamación crónica cuando sabemos que la inflamación de normal tiene que hablar entre 3 y 5 días. La cronicidad como su nombre indica tiene relación directa con Cronos el dios del tiempo y se refiere a una situación perenne de este proceso. Esto es claramente una contradicción. Esta terminología pues nos lleva directamente a un error lingüístico y por tanto automáticamente también a un error de procedimiento, si le llamamos tendinitis seguiremos dando elementos antiinflamatorios para su tratamiento. Ojalá fuese una tendinitis de hecho en los tratamientos actuales se intenta generar la ITIS para conseguir reparar.

5

Escenario 5.- para acabar vamos hablar de un gran clásico la artrosis. Artrosis significa degeneración articular, cuando explicamos a un paciente que tiene artrosis significa que su articulación se está estropeando, pero según el énfasis que le demos uno como le expliquemos al paciente el paciente va entender que está sufriendo una enfermedad. La artrosis es una normalidad no es una enfermedad. Si no se lo explicamos correctamente el paciente va a intentar buscar métodos para regenerar su cartílago a base de cartílago de tiburón, o otros elementos. En ningún momento va entender que esa degeneración articular se lo ha hecho él con su manera de moverse y su manera de actuar. En ningún momento podemos pretender en el tratamiento de la artrosis conseguir que esto remita, por contra podemos conseguir neutralizar las sensaciones dolorosas y que desarticulación funcione sin tener más sobrecarga y por tanto sin generar dolor.

529181_358847524167919_100001280241627_1080536_1489257148_n

Esta claro que podríamos hablar de muchos otros escenarios, pero lo que queda más claro aún, es que según nuestra manera de comunicar con el paciente es clave. Una comunicación incorrecta va a conseguir pueden efectos totalmente contrarios a los deseados generando que el paciente busque tratamientos que realmente no existen.

1.1.1

Cuidar nuestras palabras y explicar exactamente el contenido de nuestro discurso puede hacer que el paciente asuma mejor su estado físico y por tanto sea más capaz de gestionarlo. Porque al fin y al cabo el paciente satisfecho es el paciente que entiende lo que le pasa y sabe cómo gestionarlo y esta es nuestra tarea.

1.1.1.1

HandFun a tope, no os preocupeis, tenemos cantera…

Acabamos de cerrar la segunda edición del Handfun, conseguir que la segunda edición supere la primera ha sido un gran reto y lo hemos conseguido. Pero cuando digo conseguido no me refiero sólo a la organización, si no todos. Os voy a explicar el porqué.

Como sabéis en los tiempos actuales hay muchas cosas que se están poniendo en tela de juicio y que están buscando reinventarse. En el mundo de la sanidad tenemos dificultad en materializar el tan citado equipo multidisciplinar, es difícil obtener los recursos que te permitan ejercer la profesión con dignidad y con una atención cercana. A los profesionales de la salud de determinados ámbitos nos encontramos a menudo con dificultad para obtener permiso para poder ir a realizar formación, y cuando lo obtenemos sucede que las formaciones son muy caras, con una información parcial y difíciles de conciliar con la vida familiar. Handfun es un evento que nació con el afán de llenar algunos de estos espacios vacios en el mundo de la terapia de mano y este año hemos cumplido algunos de nuestros objetivos principales:

o:p>

Difusión de la terapia de mano: Hasta hace muy poco la terapia de mano era un campo desconocido en nuestro país, la creación de la asociación de especialistas nos dio una plataforma de trabajo y Handfun nos ha dado un fantástico campo de difusión, queremos que la gente conozca esta especialidad y este año algunos profesionales de la neurología han descubierto que es lo que podemos aportar en los pacientes neurológicos.

Formación basada en el compartir no en el impartir: Centenares de profesionales están actualmente estudiando a diario para ser mejores profesionales, su trabajo de búsqueda y síntesis es de gran valor. La mayoría de ellos no son docentes, pero esto no significa que no sean capaces de explicar lo que han encontrado, descubierto y aplicado en su práctica profesional. En el HandFun hemos conseguido reunido a algunos de ellos y hemos generado discusiones muy interesantes.

Empezamos la preparación del Handfun con la elección más que acertada de 4 moderadores de mesa excelentes: Maribel Ródenas "la crack de fisioinfancia", David Aso "el neurofisio más activo en la red", Arturo Such "como saber de dolor sin sufrirlo", Carlos Castaño "El buscador humano de internet más cañero de nuestro país", y yo, Vicenç "elterapeutademano" entre todos entendimos el concepto, pensábamos que podíamos aportar algo y nos pusimos mano a la obra. Así conseguimos crear un programa a partir del perfil de los asistentes y ellos llenaron el contenido.

En las mesas redondas ha habido turno de palabra y mucha discusión. Consenso entre los diferente abordajes de la neuro, respetando sus diferencias claro, ha habido complementación dentro del equipo multidisciplinar cirugía, rehabilitación, terapia ocupacional, … hemos entendido algunos secretos del dolor crónico y hemos puesto en evidencia nuestra ignorancia en otros campos como la propiocepción, dónde a pesar de que se hacen trabajos interesantes cuesta encontrar soluciones claras. finalmente las tecnologías vividas desde el paciente, el fisioterapeuta, el terapeuta ocupacional y el ingeniero con sus particularidades, en resumen…. BRUTAL

Promover el abordaje biopsicosocial: En este handfun hemos querido dar importancia a los pacientes como elemento clave de nuestro trabajo, ellos nos han instruido sobre sus experiencias y vivencias delante de la lesión y la rehabilitación, nos han explicado cómo han conseguido superar obstáculos y sobretodo nos han dado lecciones de superación y sentido común. En fin nos han mostrado que la humanidad sigue estando por encima de la ciencia.

Generar Cantera: Muchos de los ponentes que este año han hablado era su primera vez ante público, han preparado sus charlas con mucho esmero y sus powerpoint los han hecho en inglés. Han controlado sus tiempos de presentación y han defendido su trabajo. Los contenidos eran buenos y la energía que han puesto en ello era mucho mejor. Nosotros queríamos un evento que generase gente dispuesta a hablar y lo hemos conseguido. Ternemos cantera y muy buena.

Conciliación Familiar:Si bien no hubo muchos peques y familiares algunos si vineiron en algún momento. Pusimos en práctica el programa social dedicado a los pequeños de la familia, con monitores que se llevaron a algunos niños a la granja a pasar la tarde, se lo pasaron en grande y después pudieron estar con nosotros en las horas de la comida, todo salió según lo previsto. La conciliación en eventos es posible!!!

Pasarlo bien: Cena de bienvenida, discurso inaugural ( proximamente en sus pantallas), copas y concierto rumbero el primer dia, partido de basquet, salir a correr y caminar por el monte, taichi matinal, sesión de músicos, cata de vinos, concierto de blues el segundo día, y jam session de madrugada, … No faltó de nada. En fin un placer..

Ahora pués con la fatiga resultante de la tensión acumulada, los organizadores vamos a tener un descanso, pero nos volveremos a ver, HandFun14 nos va a reservar nuevas sorpresas.