En el año 1996 Vicenç_005estuve en Francia iniciando mi actividad profesional como fisioterapeuta. Allí estuve con Jean Claude Rouzaud el primer presidente de la IFSHT (Federación Internacional de Asociaciones de Terapetuas de Mano) que fue quien me presentó este mundo.

Mi primer shock con esta especialidad fue cuando Jean Claude me dijo que España no existía en el mapa mundial de esta especialidad. Este fue el principio de mi viaje.

Tuve mi segundo shock al llegar a casa. Resulta que efectivamente en España nadie conocía dicha especialidad. Mi regreso fue recibido con indiferencia por la comunidad sanitaria y de asombro por mis correligionarios de profesión. ¿Cómo podía uno especializarse en una «zona tan pequeña»?

Mi tercer shock vino después cuando, después de años de ejercicio profesional, me di cuenta que la especialidad que inicialmente parecía que me metía en un embudo, acabó transformándose en una puerta abierta a una manera distinta de ver la rehabilitación.

En vez de encerrarme en el pequeño mundo de una especialidad, las necesidades que se requiere cubrir con los pacientes lesionados de mano son tan amplias, que ante mí se abrió un nuevo universo lleno de posibilidades. La terapia de mano me llevó a descubrir un abismo de necesidades con muchos enigmas que resolver.

Conocí a un chico que me preguntó que por qué había decidido ser «terapeuta de mano» y me descubrí dando un listado de argumentos de peso bastante convincentes. Reflexionando sobre esto, vi la necesidad de plasmar mi experiencia en este campo en un blog.

Aquí quiero compartir mis experiencias con vosotros y buscar contribuciones no sólo de los profesionales de la salud, si no de la gente que tenga dos manos y sepa usarlas.

Qué más se le puede pedir a un trabajo: novedad, creación, conocimiento y un reto diario lleno de satisfacciones.

BIENVENIDOS AL BLOG DE LA TERAPIA DE LA MANO

¿Me acompañáis en este viaje?

Share This